F. SERRANO - PERSECUCION Y MARTIRIO CINCO RELIGIOSOS - 1778

PERSECUCION CONTRA LA RELIGION CHRISTIANA Y MARTIRIO QUE PADECIERON EN LA PROVINCIA DE FOKIEN EN LA CHINA CINCO RELIGIOSOS DOMINICOS A SABER … PEDRO MARTIR SANZ … FRANCISCO SERRANO … JUAN ALCOBER … JOAQUIN ROYO Y … FRANCISCO DIAZ

2.200,00 €
Impuestos incluidos
Cantidad

Pagos 100% seguros
 

Compras 100% cifradas SSL

 

Envíos Nacionales e Internacionales

 

Devoluciones del 100% de Artículos

Materia: Libro antiguo del siglo XVIII. Persecuciones religiosas. China. Historia.

Publicación: Valencia, Benito Monfort, 1778

Descripción física: Octavo mayor (21 cm.) Anteportada, portada, 1 grabado, 287 páginas. Encuadernación pergamino de época.

Conservación: Buen estado. Encuadernación algo corta y arrugada.

Notas: La h. de lám. grab. calc. con las figuras de los cinco mártires dominicos: "D. Iosef Camarón lo inventó. Mariano Brandi lo gravó"

La obra cuenta con el testimonio real de los mártires Pedro Sanz y Francisco Serrano.

Serrano Frías, Francisco. Huéneja (Granada), 4.XII.1695 – Hu (China), 28.X.1748. Dominico, evangelizador y mártir en China, obispo, santo. El 26 de junio de 1746, cuando se encontraba en el pueblecito de Kitung, cayó en manos de los esbirros del virrey de Fukien y recibió su primer castigo: veinte bofetadas (“con una suela de cuero de carabao, con tres o cuatro dobleces”). El 5 de julio de ese mismo año, cargado de cadenas y rodeado de soldados, fue enviado a Foochow. Allí le sometieron a interminables interrogatorios (sólo en lo que restaba de 1746 fueron “juzgados y molestados por quince mandarines; cuatro de Fogan y once en esta metropoli”) y crueles castigos durante los veintiocho meses en los que permaneció recluido en una mísera cárcel. Entre los castigos más frecuentes se hallaban los azotes o las bofetadas, motivo por el que llegó a perder la audición de uno de los oídos.

A finales de 1747 el virrey Chen-Kio-Kien redactó su sentencia de muerte, pero no podía ser ejecutada sin el refrendo de la Corte Imperial. El 28 de octubre de 1748, el virrey Coc recibió el decreto imperial, pero en él se ordenaba dilatar la ejecución para el invierno del año siguiente. Se burla la orden y esa misma noche el P. Serrano fue ejecutado en la cárcel de Hu: le sentaron en una silla de caña; prepararon una pasta que extendieron sobre un papel de estraza empapado en aguardiente; con ella le cubrieron la nariz y la boca, hasta ser sofocado. Después incineraron su cuerpo. En aquel momento contaba con cincuenta y dos años de edad, y llevaba veintiún años de misionero en China.

ISS1

L3852

Ficha técnica

Autor
SERRANO, Francisco
Tipo de artículo
Libro
Año
1778
Lugar
Valencia
Imprenta / Editorial
Benito Monfort
Estado
Muy bien
Encuadernación
Pergamino
Edición
1 Edición

Referencias específicas

 

Download PDF